Traductor

jueves, 6 de junio de 2013

Historia de un silletero

Como todo fiel representante de la tradición silletera de Santa Elena, su vocación viene de tiempos atrás cuando el solo era un niño. Recuerda como por allá, como por los años de 1940, su padre y demás vecinos utilizaban una pequeña silla para transportar todo tipo de elementos, víveres, flores y hasta personas.
Debido a las características propias de una zona de topografía quebrada, por caminos y trochas por donde muchas veces no pasaban ni las mulas, se ingeniaron una silleta que les permitiera pasar por los senderos que fueron labrados por sus mismos habitantes y poder así, comunicarse con la ciudad de Medellín y otros municipios Antioqueños.


Oscar Atehortua, proviene de una típica familia paisa conformada por sus padres y 9 hijos. Todos nacidos y criados en estas montañas de Antioquia. Él junto con sus 8 hermanos, heredaron de su papá la tradición de la silleta, ya que casi a diario bajaban por los caminos de Santa Elena, silletas repletas de flores y hortalizas que venderían en la “Placita de Flores” de Medellín. Esto se repitió por muchos años, hasta unos quizás 20 años atrás.
Esto se convirtió en una tradición que se trasmitió de generación en generación y aunque hoy ya no bajan a Medellín a pie con su silleta, si lo hacen en conmemoración de una historia que bien representa la cultura e idiosincrasia paisa. Don Oscar participa cada año junto con sus hijos y nietos en el desfile de silleteros de la Feria de Flores de Medellín en donde ha sido ganador de importantes premios, también ha viajado a otros países en representación de los silleteros.


Actualmente en su finca “Posada el Descanso” junto con su esposa ofrece servicios de alojamiento y alimentación. Ellos realizan veladas para sus huéspedes acompañadas de canciones y música de cuerda que ellos mismos interpretan magistralmente, cuentan historias de su infancia, mitos y leyendas paisas. Ellos hacen realmente vivir a los turistas una verdadera experiencia cultural.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Revista Paraísos Colombia