domingo, 14 de septiembre de 2014

Vereda El Vallano Cuna de Arrieros y de la Idiosincrasia de los Paisas

Al Lomo De Mula

Envigado y lo que hoy se conoce como la vereda El Vallano, guardan en la memoria de sus ancestros una cultura llamada “paisa”, que se gestó en los caminos de arrieros que diariamente surcaban estas tierras transportando hasta lo inmaginable.
El oficio de la arriería contribuyó al desarrollo económico de una vasta región y participó en la conformación de una mentalidad social, de una actitud frente a la vida y al trabajo, de una identidad cultural cifrada en la movilidad, el trabajo independiente y un espíritu de lucha, yendo y viniendo por las grandes montañas.

Los cargueros o silleteros fueron, hasta bien entrado el siglo XIX, la única modalidad de transporte y de carga que venció las montañas antioqueñas. Luego le siguieron los del oficio de arrieros con carga a lomo de mula, actividad que aún persiste por los caminos de esta hermosa vereda, donde aún y gracias a la Divina Providencia, no han entrado los carros. 

Un Poco De Historia
Desde la época colonial, y probablemente desde su lejana prehistoria, como lo afirman los hallazgos paleontológicos recientes, el sector de Envigado vivió procesos de mestizaje e intercambios culturales de una manera intensa. 

Hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI, habitaban en estos predios los indios Anaconas pertenecientes a los Aburraes de la familia de los Nutabe y a su vez, miembros todos de la familia lingüística Caribe. Se tiene, por parte de los historiadores, al conquistador Álvaro de Mendoza como el primer español que pisó tierras envigadeñas, en 1542, cuando se dirigía al oriente antioqueño en busca del Valle de Arví. Posteriormente en 1616, Doña María de Quezada compró las tierras de lo que en la actualidad es Envigado e Itagüí; en su honor la quebrada Doña María lleva su nombre.

La Vereda El Vallano,  zona Suroccidental de Envigado permaneció por muchos años con una población escasa y rural, era camino obligado para ir al Oriente antioqueño y sus salados fueron explotados hasta la primera mitad del siglo XX; aun hoy conserva un sector el nombre de El Salado y un afluente de la quebrada la Ayurá también lleva ese nombre. 

Hoy Ecoturismo
La vereda El Vallano es un lugar de hermosos y diversos atractivos turísticos,  cuenta con una gran variedad de fauna y flora y con una importante red Hídrica. Dentro de los lugares que más se destacan:
Parque Ecoturístico El salado: el ingreso es  por una carretera adoquinada rodeada de árboles. En este lugar hacen intersección la micro cuenca La Ayurá y la quebrada La Miel. Allí encontramos piscinas naturales, parqueaderos con capacidad para 180 carros y para cuatro buses, senderos en piedra, un mirador de casi 4 m. de altura, puentes elevados hechos de madera y doce casetas de pino con fogones de piedra. El lugar cuenta con servicios públicos y vistieres.
Quebrada La Ayurá: sobre la cual reza una leyenda que dice que “toda mujer que se bañe en sus aguas será fértil y podrá reproducirse conservando su raza y la de su pareja”. Además en su recorrido se pueden disfrutar hermosos sitios y charcos naturales.
Quebrada la Miel: goza de tener en su cruce lugares tan atractivos como el chorro de las Campanas y el salto del Ángel.
Senderos y caminos antiguos: identificados como los caminos que utilizaban nuestros ancestros para dirigirse hacia el Retiro y Caldas, y que en su recorrido se aprecian algunas de las quebradas que recorren esta vereda.
Cuevas del Higuerón y Cuevas El Indio: lugares que encierran misterio y encanto.

EDITORIAL

En nuestro blog Paraísos, encontrarás crónicas de viajes, narramos situaciones de viaje tal como la experimentamos.

Los contenidos están orientados principalmente a reportajes en paraísos en distintos puntos del planeta sin olvidar los colombianos. Aparte de una selecta fotografía, los textos poseen contenido suficiente como para conocer los aspectos más importantes de los lugares visitados y tienen una intención práctica ya que Paraísos, desde la experiencia del viajero, se hacen recomendaciones sobre dónde alojarse, comer, divertirse, con quién viajar, la oferta lúdica y cultural de los distintos destinos.

Como la idea ya no solo es hablar de solo de Colombia, sino de cualquier paraíso en el mundo, en cada edición tendremos una crónica o un relato de nuestros viajeros que estarán en cualquier otro país.

También tendremos un columnista invitado y una sección de noticias relevantes del turismo en el mundo. Disfruten de esta esta publicación pensada para los amantes de los viajes, de los paraísos y del turismo en general.